La Asociación Chilena de Turismo Rural, ACHITUR AG, dio a conocer hoy una declaración pública, titulada «De la Indignación a la Esperanza», en la que plantea que «el movimiento ciudadano prendió en cada rincón de Chile con más fuerza y esperanza porque tenemos la oportunidad histórica de ser artífices y constructores de un nuevo Chile, más justo, inclusivo e igualitario, pero en paz sin violencia».

Más adelante indica que «colocando el acento en las necesidades reales de la gente, además de la disposición a escuchar y dialogar podremos avanzar en la construcción de políticas públicas robustas para nuestro país».

La declaración señala textualmente: 

«En este histórico mes de octubre de 2019 y a diez días de que el país despertara de su letargo, la Asociación Chilena de Turismo Rural, ACHITUR A.G. se siente en la obligación de expresar su  parecer  frente a la crisis social que atraviesa el país y frente a la cual no podemos quedar indiferentes.  La crisis ha  puesto el acento en los problemas económicos y de desigualdad que a diario vivimos la inmensa mayoría de los chilenos. En este contexto, es probable que quien nos observe desde el extranjero no logren  comprender como un país que se ha destacado los últimos 30 años a nivel internacional por sus avances en materias macroeconómicas y que ha conseguido el producto interno bruto per cápita más alto de  América del Sur se encuentre sumergido en semejante crisis social.

La precarización de la vida y el abuso en ámbitos como salud, educación, previsión, tributos, transporte, entre otros, nos ha llevado en una semana a pasar por sentimientos que teníamos íntimamente guardados cada uno de nosotros. En primera instancia afloró la indignación y la rabia contra el sistema que nos han impuesto, a medida que pasan los días esos sentimientos se van transformando poco a poco en felicidad y esperanza, felicidad porque el movimiento ciudadano prendió en cada rincón de Chile con más fuerza y esperanza porque tenemos la oportunidad histórica de ser artífices y constructores de un nuevo Chile, más justo, inclusivo e igualitario, pero en paz sin violencia.

En esa perspectiva, es que declaramos y proponemos:

I.- Nuestra firme voluntad de cooperar institucional y organizacionalmente con la finalidad de colaborar con a la población rural, en el acceso a mayores oportunidades para el mejoramiento de la calidad de vida a través del desarrollo del turismo rural y sus diversas acepciones; privilegiando su participación en el desarrollo de actividades culturales y económico-productivas sustentables.

II.- Acciones como opciones centrales a impulsar para un desarrollo rural inclusivo:
– Revalorización de la identidad rural como una contribución a la diversidad cultural del país.
– Asignación de recursos para el Desarrollo del Turismo Rural, Cultura y Artesanía en serio y no sólo  por marketing.
– Mayor Desarrollo y Diversificación Productiva Silvoagropecuaria a pequeña escala para la Agricultura Familiar Campesina (AFC) e Indígena.
– Modificación urgente del Código de Aguas Vigente.
– Inversión y mejora en Infraestructura y Servicios Básicos rurales, respetando las particularidades de los territorios.
– Establecer un plan de protección del patrimonio cultural indígena de nuestro país.
– Avanzar en una política de ordenamiento territorial, que permita preservar las vocaciones productivas tradicionales de los territorios rurales.
– Mejorar y ampliar las acciones de gestión Ambiental y manejo de Recursos Naturales a nivel de la Agricultura Familiar Campesina (AFC) e indígena.

Finalmente, queremos expresar a la comunidad nuestra más profunda convicción de que colocando el acento en las necesidades reales de la gente, además de la disposición a escuchar y dialogar podremos avanzar en la construcción de políticas públicas robustas para nuestro país.

Atentamente.

ASOCIACIÓN CHILENA DE TURISMO RURAL A.G.

Santiago de Chile 28 de octubre 2019″.