A poca distancia del sureste de Santiago se encuentra el Cajón del Maipo, una fascinante escultura natural con una extensión de 25 kilómetros adornados por montañas blancas, cerros y varios ríos.

Ubicado a poco más de 40 kilómetros de la línea limítrofe con Argentina, percibir este gigantesco cañón andino es simplemente un alojamiento para el alma que se alza 900 metros sobre el nivel del mar. Sus paisajes son cautivadores tanto para la mirada como para el recuerdo posterior en nuestras cámaras digitales.

Con una mezcla de áreas secas y otras más similares a pantanos, los visitantes bajan de los microbuses que llegan desde San José de Maipo para disfrutar de durante el día varias actividades para al final de la noche descansar en sus cómodas cabañas.

En caso de alquilarlas, desde sus cabañas Cajón del Maipo les llamará a sentir el cañón de miles y variadas maneras como trekking, ciclismo de montaña y equitación. Luego podrán calmar esa quema de energía en las termas de Baños Morales o del Plomo antes de acostarse, para encontrar un paraíso empinado, blanquecino y verdoso sin igual a la mañana siguiente.

Esta maravilla natural puede esperarlos para siempre, ¿y ustedes? ¡Vengan a enrojecer sus mejillas con las brisas andinas al lomo de un caballo, remen sus ríos sobre kayaks  y conozcan algo de su historia (¿sabías que el general San Martín pasó por allí?). ¡El Cajón del Maipo los espera!