SANTIAGO.- Una visita copada de actividades efectuó a nuestro país la directora de Promoción de la Oficina de Turismo de Lisieux, Francia, Sandrine Papini, en el marco de una gira por América Latina que también incluyó a Argentina y Brasil.

La autoridad del Turismo de esta ciudad, ubicada en el País de Auge, en la región de Normandía, en el noroeste de Francia, incluyó por primera vez a Chile en su visita a nuestro continente, ya que el objetivo es motivar a los viajeros nacionales a incluir Lisieux en los tours que se realicen a Francia o Europa. Para ello, Papini visitó a las más importantes agencias de viajes y tour operadores, con el objetivo de hacerles una presentación acerca de los principales atractivos de este destino.

Asimismo, la directora de Promoción conversó con periodistas chilenos -entre los cuales participó el presidente de APTUR Chile, Antonio Faundes Merino-, a los cuales dio a conocer las características más importantes de esta ciudad de no más de 25 mil habitantes, pero que concentra atractivos tanto espirituales como gastronómicos, arquitectónicos y culturales. Manifestó que su interés, en esta visita, es principalmente, dar a conocer el destino, pero que se trata de una tarea de largo plazo para lograr aumentos notorios en las visitas de más turistas chilenos a esa zona.

Santa Teresa de Lisieux.

Sandrine Papini explicó que la ciudad se ubica en el corazón de Normandía y que el mayor interés para los turistas es la devoción a Santa Teresa de Lisieux, una joven carmelita (entró a la Orden a los 15 años de edad), que falleció de tuberculosis a los 24 años de edad (el 30 de septiembre de 1897), que dejó escrito un libro con sus memorias (traducidas a más de 60 lenguas), y que atrae cada año a más de un millón de visitantes, el segundo santuario después del de la Virgen de Lourdes. Destacó que, además de Teresa, también fueron canonizados sus padres, santos Louis et Zélie Martin (el 18 octubre de 2015 en Roma), lo que convierte a Lisieux en un caso único en el mundo con tres santos de una misma familia.

La ciudad se encuentra a 2 horas 20 minutos en vehículo, desde París, y a solo una hora y 45 minutos, en tren. Allí los turistas pueden visitar la casa de Santa Teresa, que está tal cual como en la época en que ella vivía allí; la Catedral de San Pedro, joya de la arquitectura medieval, donde Teresa comprendió plenamente la dimensión misionera de su vocación; la capilla del Carmelo, que contiene la tumba de la santa, y la Basílica de Santa Teresa, una de las últimas iglesias más grandes construidas en el siglo XX. El evento más importante que se desarrolla allí es el Festival de Santa Teresa, a finales de septiembre de cada año (30 de septiembre al 8 de octubre), 10 días con Teresa. La cripta de la Basílica contiene el relicario de sus padres, los santos Louis y Zélie Martin.

La directora de Promoción de la Oficina de Turismo de Lisieux destacó el vínculo que existe entre Santa Teresa de Lisieux y la Santa chilena, Sor Teresa de Los Andes, ya que ambas eran carmelitas y murieron muy jóvenes. Además, sor Teresa de Los Andes se inspiró en la santa francesa, al leer el libro con sus memorias “Historia de un alma”, para clarificar su vocación.

Sandrine Papini, directora de Promoción de la Oficina de Turismo de Lisieux, Francia.

Asimismo, Sandrine Papini manifestó que además de este aspecto espiritual, Lisieux cuenta con el atractivo patrimonio de sus campiñas, donde se pueden hallar casas con entramados de madera, lavaderos, pequeñas iglesias y molinos, junto con recorrer los caminos sombreados del País de Auge y degustar “calvados”, “pommeau” y otras bebidas típicamente normandas, de sabores inolvidables, o sus tradicionales quesos. Destacan, entre otros, el Castillo de Saint-Germain-de-Livet, declarado Monumento Histórico por su arquitectura, y el Parque Zoológico Cerza, con 60 hectáreas de naturaleza para descubrir más de mil animales salvajes provenientes de diversas partes del mundo. Además de los circuitos a pie, los recintos de inmersión le permitirán estar lo más cerca posible de los animales.

De este modo, Lisieux espera convertirse en una alternativa más para los miles de chilenos que cada año viajan a Europa, con su oferta de espiritualidad, a pocas horas de la bulliciosa capital francesa.

Más informaciones sobre Lisieux se pueden hallar en www.lisieux-tourisme.com y en www.therese-de-lisieux.com