Por Rafael Torres Arredondo Gestor Cultural Director Museo de Bellas Artes de Valparaíso

Cada vez que saludamos a alguien por el término del año y comienzo del nuevo, le deseamos lo mejor para el año que ya llega, esperamos que gocen de salud, de éxitos, realizaciones personales y profesionales, en suma, que sean felices y realizados.

Para el turismo y nuestras ciudades esperamos lo mismo, les queremos desear un gran año 2019 a todas las ciudades de nuestro país, especialmente a las de la región de Valparaíso. Queremos y deseamos lo mejor para nuestros territorios en materia desarrollo turístico y cultural.

Anhelamos una gran cantidad de visitantes en esta temporada estival, hoteles, hostales, B&B, residenciales y alojamientos formales, repletos de pasajeros; la mayor cantidad de cruceros, ojalá más que en años anteriores. Queremos que restoranes, cafés y todos los emprendimientos gastronómicos, tengan una gran cantidad de público todos los días del año.

En materia cultural, ojalá que museos, teatros y centros culturales, se vean colmados de un público interesado y dispuesto a vivir la experiencia cultural. Deseamos presupuestos robustos, que no aflijan el funcionamiento de estos recintos, tan importantes para el desarrollo de una comunidad.

Esperamos que la región tenga la oportunidad de recibir importantes exposiciones y programas culturales, que motiven al público a visitarlas y participar. En suma, queremos que el turismo cultural sea cada vez más potente y aportador al desarrollo local.

Cada nuevo año esperamos salud y éxitos, y estos mismos deseos traspasamos a todas las personas que trabajan en el quehacer turístico cultural, operadores, guías, empresarios, emprendedores y cada uno de los que hace de la visita de un turismo, una gran experiencia.

El turismo es una actividad blanda, poco contaminante, generadora de empleos y fortalece la imagen país, por eso es tan importante que se realice de la mejor manera. Todos podemos y debemos fortalecerla y cooperar por su buen desarrollo, el país es el que gana.

Confío que el año venidero sea potente en estas materias, sin duda la Cumbre APEC en nuestro país y en la región serán un gran aporte. La anhelada recuperación del teatro municipal de Viña del Mar, la restauración del museo de bellas artes de esa ciudad y la puesta en marcha de dos hoteles de cadena, harán lo suyo en esta cadena prodigiosa.

Por último cada uno de ustedes, quisiera enviarles mis mejores deseos de un venturoso nuevo año, que sean muy felices y que encuentren la realización plena, que en definitiva, es aquellos que nos mueve a los seres humanos.