Un fuerte impacto en la industria del turismo ha provocado el anuncio del gobierno de que se cancelan la APEC y COP25, las dos cumbres internacionales que se realizarían en el país en noviembre y diciembre respectivamente.

Impacto que se suma a los daños que enfrenta el sector debido a la violencia que se registra en el país, donde varios recintos turísticos, entre ellos, hoteles, restaurantes y casinos de juegos han sido saqueados, junto con el deterioro de la imagen internacional.

Para la COP25 se había estimado la llegada de unas 25 mil personas, mientras que para la APEC la estimación indicaba que llegarían al país unas 7 mil personas de 21 economías.

La suspensión de ambos eventos que acaba de anunciar el Presidente de la República, tendrá un efecto negativo para el país, y en particular para el turismo, lo que se sumará a los problemas que ya está viviendo el sector con la gran cantidad de cancelaciones que se han producido en el actual escenario que vive Chile

FEDETUR ha estimado que el perjuicio de la cancelación de estos dos eventos, sólo como impacto directo por pérdida de ingreso de divisas al país, es de aproximadamente US$40 millones. Esto considera sólo los gastos directos que realizarían las delegaciones y que ahora no harán, y no considera otros efectos o externalidades que se pierden al no realizarse los eventos.

Al respecto, la vicepresidenta de FEDETUR, Helen Kouyoumdjian, indicó que “la cancelación de ambos encuentros representa un tremendo daño para el país y el sector, tanto por los ingresos que se dejarán de recibir, como por las inversiones que se habían realizado para desarrollar ambas cumbres”. “No obstante, respetamos la decisión del gobierno, y la entendemos plenamente, dado el contexto actual, y comprendiendo que el Ejecutivo la adoptó porque considera que es lo mejor para el país en estos momentos”.

La representante del gremio agregó que “aquí se verá afectada toda la cadena de valor de la industria, considerando el flujo de personas que visitarían el país en las delegaciones que vendrían por ambas cumbres”. “Estamos hablando de unas 32 mil personas en total, que no asistirán y que implicarían altos ingresos para el país”.

“Como industria, lamentamos profundamente esta decisión, aun cuando es comprensible dada la situación actual que vive el país. Esta dolorosa determinación tendrá sin duda un impacto para la economía, y como sector tenemos que evaluar la manera en que vamos a enfrentar lo que viene, considerando que la mayoría de las empresas son pymes”. “Como Fedetur hacemos un llamado al gobierno para que se busquen formas de apoyar a las pymes en estos momentos, como por ejemplo, flexibilizar el pago del IVA y las contribuciones, y elaborar medidas que incentiven el fomento productivo”, puntualizó la vicepresidenta Ejecutiva del gremio.

Kouyoumdjian, finalizó haciendo un llamado a los turistas “a que realicen un turismo responsable, y que se informen mediante los canales oficiales”.