Las medidas solicitadas por la industria al ministro Lucas Palacios, apuntan a dinamizar la demanda, activar el empleo, generar liquidez, interceder con la banca para conseguir apoyo a las empresas del rubro y medidas administrativas. Además, los representantes del sector volvieron a condenar la violencia y reiteraron llamado a restablecer el orden público.

 

Por más de una hora estuvieron reunidos hoy los principales gremios del turismo con el ministro de Economía, Lucas Palacios. El motivo de la cita solicitada por los representantes del sector, fue entregar a la autoridad de gobierno un pliego de propuestas para ir en ayuda de las micro, pequeñas y medianas empresas de turismo que se han visto fuertemente afectadas por los hechos de violencia que se registran en el país desde hace más de tres semanas, escenario que ha provocado pérdidas millonarias a la industria, tanto por el saqueo a hoteles y restaurantes, como por la alta cancelación de reservas que está ocurriendo, y que se prevé para los próximos meses, en plena temporada alta.

Al encuentro, donde estuvieron presentes también la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, y la directora nacional de Sernatur, Andrea Wolleter, asistieron representantes de la Federación de Empresas de Turismo de Chile (FEDETUR), de la Asociación de Hoteleros de Chile, de la Asociación de Empresas de Turismo (ACHET), de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) y la Asociación de Pymes Turísticas (CHILESERTUR).

En una conversación que los gremios calificaron de franca y abierta, la industria volvió a condenar los hechos de violencia que se han registrado y reiteró el llamado a restablecer el orden público en el país. Además, le entregaron al ministro Palacios un documento con el balance de la situación actual del sector y las pérdidas que ha implicado para el turismo lo ocurrido las últimas semanas.

Las medidas apuntan en cinco ejes: dinamizar la demanda, activar el empleo, generar liquidez, interceder con la banca para conseguir apoyo a las empresas del rubro y medidas administrativas.

Respecto a la demanda, FEDETUR, junto a los gremios asociados, solicitaron al gobierno, entre otras acciones, continuar las actividades de promoción bien dirigidas y comunicadas; diseñar una campaña de marketing tanto al mercado nacional como internacional, una vez que la situación se tienda a normalizar; combatir de manera decidida la informalidad de alojamiento, transporte y tour operadores; y apoyar, como medida de corto plazo, a los distintos barrios gastronómicos del país con recursos para desarrollar actividades que permitan movilizar demanda.

Para generar liquidez, plantean postergar plazo para declarar el IVA y otros impuestos mensuales hasta abril (IVA de marzo), posterior a temporada alta; postergar el pago de contribuciones para bienes raíces a empresas afectadas, ya sea por daños materiales o por lucro cesante; generar acuerdo con los municipios para postergar o suspender pago de patentes comerciales y de uso de terrazas; postergar el pago de imposiciones (u otros vinculados a leyes sociales) hasta abril 2020, sin afectar la protección del trabajador; acortar proceso de declaración de renta para devolución inmediata del impuesto; y agilizar desde el SII las devoluciones retenidas a muchas empresas y devoluciones de PPM.

En cuanto al apoyo de la banca, los gremios pidieron al Ejecutivo que interceda para que se flexibilicen plazos de pago a bancos y financieras, obtención de créditos con flexibilidades y tasas blandas, aumentos de líneas de crédito, postergación de cuotas; y facilitar una garantía con aval del Estado para créditos financieros que puedan ser solicitados por parte de las empresas turísticas afectadas.

En materia de empleo, propusieron otorgar subsidios para la contratación de mano de obra; crear programa especial de subsidio para trabajadores jóvenes; y permitir reprogramar y ocupar para pagar a los trabajadores el porcentaje que entrega cada empresa para capacitación.

Finalmente, pidieron que se implementen medidas administrativas, como facilitar que empresas que han tenido daños materiales, puedan iniciar su habilitación, sin demora, de trámites municipales y de salud; postergar pagos para las empresas que tienen convenio con tesorería, sin recargo ni multas; y pagar en un máximo de 30 días los contratos del estado y municipios.

Tras el encuentro el presidente de FEDETUR, Ricardo Margulis, señaló que “nuestra Federación y los gremios de turismo, nos ponemos a completa disposición para apoyar en lo que se requiera, esperando ser un aporte, y lograr una pronta respuesta del gobierno a las solicitudes planteadas, con el fin de apoyar a la industria y que la normalidad vuelva a nuestro país a la brevedad, de manera que se ponga fin a la violencia”.

El dirigente gremial agregó que “es necesario contar con una evaluación acorde a la realidad de la industria, un catastro que permita medir el nivel de impacto que ha tenido el problema social, y no sólo en términos de daños de infraestructura y materiales, sino específicamente en lo referente a cancelaciones, ventas no realizadas, en definitiva, lucro cesante, para lo cual es clave el trabajo conjunto entre el sector público y privado”.

El presidente de Hoteleros de Chile, Andrés Fuenzalida, afirmó que con el ministro Palacios tuvieron una reunión muy franca. “Agradecemos a él la instancia y el trabajo que están haciendo por salir adelante de esta situación tan crítica. El primer foco, y por el cual pasan todos los demás planteamientos, es el restablecimiento del orden y la seguridad. Sin ello, nada más tendrá efecto ni sentido. Nuestra industria hotelera, y del turismo en general, sólo podrá operar en la medida que haya orden y seguridad”.

En tanto, Máximo Picallo, segundo vicepresidente de ACHIGA, enfatizó que “le hemos planteado al ministro la urgencia que tiene tomar medidas que vayan en apoyo del sector gastronómico, ya que ha sido uno de los más golpeados en esta crisis”. “Es un sector que emplea a muchas personas, sobre todo jóvenes y mujeres, y necesitamos apoyo pronto, considerando que estamos en meses de estacionalidad alta, y es necesario que tengamos las herramientas para hacer frente, principalmente, al pago de nuestros empleados”.

Los gremios del turismo manifestaron que continuarán en constante comunicación con las autoridades de gobierno para ir monitoreando la situación de la industria y el avance de las medidas que solicitaron al Ejecutivo.