En 2021, Iquique podrá contar con una playa artificial de hasta 600 metros en el sector de Playa Brava, convirtiendo las actuales aguas torrentosas, en aguas tranquilas y apacibles apta para nado.

El proyecto es impulsado por la Dirección de Obras del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y se encuentra en su fase de diseño a cargo el Instituto Nacional de Hidráulica de dicha cartera, con una inversión que puede llegar a los 8 mil millones de pesos.

Según lo indicado a la prensa regional por el Seremi de Obras Públicas, Patricio Altermatt, su diseño alcanza estándares y rigurosidades profesionales de nivel mundial, pues se buceó la zona sur de Playa Brava, donde se habilitarán dos molos de abrigo en forma de terrazas y una barra principal. Tendrá 600 metros de ancho con 5 a 6 cuadras de extensión, permitiendo el ingreso de aguas calmas de tipo tropical.

El proyecto será licitado durante el segundo semestre de este año y se estima un plazo de un año y medio para su concreción y habilitación para los iquiqueños y turistas nacionales y extranjeros.

Fuente imagen: Carla Pérez – www.flickr.com