Ubicada en el norte de Chile, Iquique se estableció como un destino turístico en crecimiento gracias a su condición climática de sol pleno y clima seco que lo convierte en un destino ideal para vacacionar en todas las épocas del año.

Iquique se caracteriza por poseer playas de primer nivel empapadas por el  Océano Pacífico, un intenso patrimonio arquitectónico basado en la época de oro de la industria del salitre, hermosos paisajes cordilleranos en la costa, cerros y dunas, donde se practican deportes extremos. Además, se encuentran los importantes centros comerciales con productos provenientes de China a precios bajos.

El casco histórico incluye la Plaza Prat y sobre la Avenida Baquedano se encuentran las casas antiguas como el Palacio Astoreca, el Casino Español y el Teatro Municipal, uno de los puntos imperdibles de Iquique.

Cavancha es el sector que rodea a la playa homónima ubicada en el corazón de la  ciudad norteña, lo que la transforman en una de las más concurridas gracias a los palmerales, parques al aire libre con gimnasios y restaurantes con la mejor gastronomía.

Alrededor, las torres residenciales y el hotel más exclusivo de Iquique serán testigos de las muchedumbres que circulan por los pubs, bares y el casino de juegos.

En la playa Cavancha la arena blanca alterna con los palmeras, acuarios, exhibición de animales camélidos, un estanque de agua donde se realiza un show con lobos marinos y deportes acuáticos como el bodyboard, surf, windsurf, velerismo, esquí acuático. Sin olvidar las dunas aptas para el bodyboard en el Cerro Dragón con alturas que varían entre los 150 y 550 metros.

Los hoteles en Iquique son de primer nivel. El hotel Terrado es uno de los más célebres y tiene habitaciones con vista hacia playa Cavancha y playa Brava. Gavina Sens es otra de las posibilidades con vista al Pacífico, como también el hotel Enjoy.