Santiago de Chile está ubicado entre montañas y colinas. Esta peculiaridad crea una atmósfera única en la ciudad, sin perder su carácter latino. Con una amplia variedad de paquetes económicos con vuelo y hotel incluidos, este destino está cobrando cada vez mayor relevancia internacional a la hora de elegir a dónde ir las próximas vacaciones. ¿Qué actividades no se pueden perder al visitar esta ciudad?

Recorridos imperdibles 

  • Cerro San Cristóbal

El cerro San Cristóbal es una visita obligada para apreciar el encanto de Santiago. Para escalar, los más valientes caminarán mientras otros viajarán en el funicular.

La vista panorámica desde la cima es impresionante. Se puede admirar la ciudad en su conjunto con la majestuosa Cordillera de los Andes de fondo. Visitar esta región después de un día lluvioso es la mejor opción para disfrutar del paisaje más hermoso. Además se puede explorar el Santuario dedicado a la Inmaculada Concepción, que incluye la imponente estatua de la Virgen María que domina todo Santiago.

  • Plaza de las Armas

Es el centro histórico y el corazón de la ciudad. Hay mucho que hacer y ver en esta área, empezando por la Catedral Metropolitana de Santiago. El Museo Histórico Nacional, ubicado en el Palacio de la Real Audiencia, también es ideal para todos los aficionados de la historia.

Se puede apreciar a una infinidad de artistas callejeros, comprar obras de arte y también percibir un panorama general de cómo viven las personas en Santiago. También en el radio de las visitas culturales está el Museo de Arte Precolombino, uno de los más bellos de Santiago. Ofrece una inmersión en las culturas de los pueblos de Chile, antes de la llegada al país de Cristóbal Colón. Se pueden apreciar los ritos y tradiciones de los mayas, aztecas e incas, como también de los mapuches, los aymaras o los tehuelches.

  • Barrio Bellavista

También llamado “el Montmartre de Santiago” y muy popular entre los artistas callejeros. Allí se pueden encontrar muchos trabajos con una amplia variedad de estilos.