Mendoza, esta tierra argentina llamada del “buen sol y el buen vino”, considerada la capital internacional de esta bebida por la calidad e innovación de sus productos, es una invitación a honrar y degustar el fruto de sus nobles viñedos junto al mensaje que transmiten aquellas manos que con esfuerzo y buena voluntad trabajan día a día la tierra.

Sin duda, más que un destino, a tener en cuenta para el próximo fin de semana largo de Semana Santa. Vale la pena explorar los diferentes paquetes turísticos para ir definiendo preferencias, necesidades y presupuestos. La tecnología permite ubicarse a un “click” de consultas, reservas, promociones, etc, transformando todos estos pasos en opciones relajadas a llevar a cabo desde el escritorio de la oficina, el balcón, jardín de la casa familiar…

La capital provincial, también llamada Mendoza, se encuentra ubicada en el área de llanura al este de la Cordillera de los Andes. Considerada una de las ciudades más importantes del Cono Sur, propone actividad turística de bienestar, naturaleza, invernal/nieve, vendimia, aventura, vino/gastronomía, cultura/convenciones.

Otro tesoro mendocino imperdible es el Valle de Uco, territorio fértil ideal para el cultivo de la vid. Las variedades que se destacan principalmente son: Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Tempranillo, y Pinot Noir, Chardonay y Sauvignon Blanc…

Bellezas naturales, el Cristo Redentor, la potencia del enoturismo, desde una actividad cultural permanente son apenas algunas de las propuestas que Mendoza tiene a disposición para el turismo nacional y del exterior también.