La Subsecretaría de Turismo estimó para este verano la llegada de unos tres millones de turistas a los diferentes destinos vacacionales de nuestro país. De ese imponente número, el 55 por ciento será procedente de la Argentina.

Esta es una tendencia que se viene repitiendo año tras año, sobre todo, por la diferencia en los precios, cada vez más accesibles, para nuestros compatriotas argentinos. No sólo atraídos por las bellezas naturales de Chile, sino, también, por la gran posibilidad de realizar compras en suelo chileno.

Los circuitos turísticos más elegidos, en este caso por la mayoría de los visitantes, son Santiago, Valparaíso, La Serena, La costa del Biobío y Viña del Mar. Esta última siempre vigente en cada verano con el glamour que le imprimen la llegada de famosas personalidades para los eventos de la temporada.

Además, los hoteles en Viña del Mar ofrecen una variada oferta en precios y servicios de hospedaje que se adapta a la amplia gama de turistas y sus preferencias.

Para concluir, es preciso destacar que los municipios y las organizaciones chilenas de turismo promovieron durante gran parte del año pasado los eventos y circuitos veraniegos, sobre todo, en la ciudad de Buenos Aires.