En la Región de Valparaíso está la comuna de  San Felipe de Aconcagua, situada en el valle del Aconcagua, al norte de Santiago. Conocida popularmente como San Felipe, es una ciudad próspera, tranquila, rodeada de majestuosa belleza natural. Posee un clima mediterráneo continental lo que favorece el cultivo de frutas y verduras.

Entre sus atractivos se pueden mencionar el convento Curimón, la Iglesia del Buen Pastor, el Museo Histórico de Aconcagua, Casa Mardones, la Catedral de San Felipe, la Iglesia del Almendral, Las viñas Mendoza y  el Almendral y el santuario de naturaleza Serranía el Ciprés.

En esta zona, a 18 kilómetros del centro urbano se localizan las hermosas termas del Jahuel, a 1.170 metros sobre elk nivel del mar, rodeadas de serranías y mesetas pertenecientes a la precordillera, en un ambiente rural. Son curativas, el agua surge a una temperatura de 22 °C.

En este lugar privilegiado se alza el complejo Termas de Jahuel hotel & spa, con estacionamiento, wifi y habitaciones muy bien equipadas. Cuenta con canchas para deportes, senderos, club para niños, servicios de masajes, hidromasajes y sauna.

Para el deleite de los huéspedes se sirven ricos platos típicos e internacionales para el almuerzo y la cena. El trato brindado por el personal altamente calificado es cordial, siempre dispuesto para asistir a los visitantes.

Sus piscinas de aguas termales templadas, cubiertas y descubiertas, son su principal atractivo. Esenciales para aliviar dolores, relajarse y sentirse grato, en un ambiente ameno y con una infraestructura acorde. Muy recomendado para alejarse de la rutina, tomar aire puro, cargarse de energía positiva, entretenerse participando de actividades, disfrutar de un trago o una deliciosa comida. Se sitúa en Santa María s/n, atravesando el poblado de Santa Filomena. A 108 kilómetros del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez.

–CONTENIDO PATROCINADO–