En terreno y con la presencia de periodistas de turismo, se realizó el pasado sábado 27 de mayo la presentación de los planes de expansión del aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez (AMB). A cargo de informar y guiar a la prensa presente estuvo Branko Karlezi, subgerente de Comunicaciones de Nuevo Pudahuel, la concesionaria que está a cargo de ampliar el aeropuerto más importante del país. Junto a los medios estuvo presente un numeroso y entusiasta grupo de spotters, o fotógrafos de aviación.

Debemos recordar que se están construyendo 175.000 metros cuadrados, con lo que el actual terminal de vuelos internacionales quedará exclusivamente como terminal de pasajeros para vuelos nacionales. Se espera que a partir de esto aumente de 15 a 30 millones la capacidad de pasajeros del principal punto de entrada y salida del país. Otro tema que inquieta y que fue comentado durante la presentación de Karlezi, es la enorme necesidad de contar con un servicio de Metro directo al aeropuerto, lo que es sugerido por Nuevo Pudahuel de forma constante a las autoridades de Gobierno. Toda ciudad moderna y que aspira al desarrollo debe contar con esto, se dijo.

Cerca de ocho periodistas y blogueros de viaje, incluyendo a los socios de APTUR Chile Francisca Opazo y Sebastián Abeliuk, recorrieron las obras de construcción, entre los que destacan los nuevos estacionamientos (aumentarán en un 50%) y los espigones C y E (muelles con salas de embarque). La modernización de AMB traerá además otro tipo de beneficios: aumentará el número de aerolíneas que estará interesada en aterrizar en Santiago, lo que significa un beneficio directo a los pasajeros, que podrán optar entre nuevas frecuencias y rutas. Ya aterrizó British Airways y Alitalia, y se espera a Qatar Aiways, entre otras.

También en la ocasión se conocieron algunos de los estacionamientos que se inauguraron de forma provisoria, como es el caso de Maitén. Este se encuentra ubicado hacia la salida del aeropuerto, es más económico y cuenta con un bus de traslado desde y hacia el terminal.

La actividad, organizada por el analista de aviación Ricardo Delpiano (desdescl.com), continuó en las cercanías de una de las plataformas, donde se tuvo la posibilidad de ver muy de cerca la salida y llegada de algunos vuelos. Los spotters fueron los más beneficiados: se les permitió estar tres horas practicando su hobby con la fotografía de aviones.

No es la primera vez que se organiza este tipo de actividades para los fotógrafos, quienes con el apoyo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), han logrado desarrollar este hobby con altos estándares de seguridad.

Más de 70 personas, entre periodistas, organizadores y spotters, se dieron cita para conocer de cerca los avances que están teniendo las obras de ampliación, que se espera estén listas en noviembre de 2020.