Por Marisol Ortiz Elfeldt, Asesora Editorial, revista Casa ETC, Diario El Mercurio de Valparaíso 

En el mes de Septiembre, nuestro país se viste de gala. Con sus colores, blanco, azul y rojo las ciudades y los pueblos se engalanan con banderas y guirnaldas para celebrar nuestra independencia.  Fecha ideal para ‘turistear’ por esta larga y angosta faja de tierra.

Desde Arica a Magallanes, se realizan actividades para conmemorar esta fecha: ferias de Artesanía a los pies del Morro de Arica; fondas en las Ruinas de Huanchaca y paseos al desierto en Antofagasta;  recorridos en el Parque Nacional Llanos del Challe en Atacama; la fiesta de la Pampilla de San isidro en Coquimbo; la Gran Fiesta del Guatón Loyola en Valparaíso y los juegos tradicionales como la ordeña de vaca, el palo ensebado, la carretilla humana, y competencia de volantines en Casablanca; muestra de artesanía típica en Peñaflor; la Paila Marina Gigante en Paredones; una fiesta gastronómica que rescata preparaciones de la zona en la localidad de Curtidería en la provincia del Maule, chicharrones, arrollados, chanfainas, entre otras delicias locales;  lo mismo sucede en Chillán en donde en su Plaza de Armas las empanadas de horno y las tradicionales longanizas son las protagonistas del evento dieciochero; la familia se reúne en el Parque Laguna Grande en la región del Bío Bío; y se celebra la Fiesta de la Chilenidad en Villarrica; en Valdivia se hace la Fiesta de las Tradiciones con comidas y juegos típicos, y la reanimación Histórica en el castillo de Corral en donde jóvenes vestidos y armados como soldados españoles y chilenos de 1820 se enfrentan y recrean la toma de los castillos.

Enclavada a orillas del lago Llanquihue y rodeada de los volcanes Osorno, Calbuco y Puntiagudo, Puerto Varas presenta una oferta gastronómica patagónica en la Gran fonda oficial del Club de Rodeo de la ciudad; en Aysén se desarrolla la carrera de aventura al final de la Carretera Austral, con disciplinas como mountain bike, running y kayak; y por último en nuestro extremo austral, en Puerto Natales se hacen celebraciones con bailes tradicionales y juegos populares en la plaza frente al Pueblo Artesanal Esther Aike.

En todo Chile se preparan las “Ramadas”, lugares tradicionales donde se disfruta de nuestra comida típica, cazuelas, pastel de choclo, empanadas en horno de barro, un buen lomo de cerdo con puré picante y los infaltables anticuchos. El Rodeo es otra actividad que aunque hoy tiene sus detractores, es parte de la cultura de nuestras tradiciones y  está presente en la mayoría de los programas de los distintos pueblos y ciudades a lo largo del país.

Celebrar la independencia no es menor, tiene que ver con un país que se puso de pie y quiso ser autónomo y conducirse por sí mismo, es la construcción de una sociedad empoderada para liderar su propio destino. Sin olvidar de dónde venimos, nacidos de una España de tiempos colonizadores, y de pueblos originarios conocedores de su tierra, se dio luz a la patria que tenemos hoy. Nuestro país se ha enriquecido con quienes han emigrado a nuestra nación y han aportado con trabajo, conocimiento y cariño por el que es nuestro terruño. Hoy la patria la hacemos todos.

A celebrar con un buen pie de cueca y un buen vino chileno. ¡¡Viva Chile!!