Por Rafael Torres A. Gestor Cultura Director Museo Baburizza

Siempre que pensamos en turismo, se nos viene a la mente la imagen paradisiaca de playa con palmeras, sol, calor, en síntesis, pensamos en el verano. Sin embargo el invierno es una gran oportunidad para el turismo, desde todas sus perspectivas. En primer término las tarifas son más bajas, hay más disponibilidad, están también disponibles los centros de práctica de deportes de nieve, o llamados “blancos”.  También es agradable sentirse de vacaciones, mientras la mayoría de las personas están dedicadas a sus ocupaciones.

La región de Valparaíso ofrece una gran y variada oferta de turismo invernal. En primer término recorrer la costanera de nuestras ciudades en este tiempo nos lleva a  un estado de relajación y meditación, siempre bienvenido; lo mismo pasa con el recorrido que se puede hacer en plazas y parques, que están con sus árboles de colores rojizos y botando hojas, siendo un espacio muy agradable para la caminata y relax.

Nuestra cordillera tiene en la región de Valparaíso, unos estupendos campos de práctica de deportes de nieve, con estupenda infraestructura hotelera y de servicios. Portillo es por excelencia una inmejorable locación para este periodo del año. La imagen de la laguna del Inca en medio de la blanca montaña, es una inolvidable postal.

También tenemos la reserva de la biósfera, Peñuelas-La Campana, que nos ofrecen una maravillosa naturaleza que disfrutar ya sea en senderismo, ciclismo, o paseos. Apreciar la geografía de estos lugares es un gran estímulo.

La oferta hotelera y gastronómica hace su mejor despliegue de manera de poder cautivar al público, para ello levanta buenas ofertas y tarifas, además de combinar programas de compras y entretención.

Todos los recintos de turismo, casinos, hoteles, centros comerciales, a los que se suman cines, teatros, museos, centros culturales, ofrecen una variada gama de actividades destinadas a cautivar al público que puede tomar vacaciones en esta época del año, especialmente a las familias cuyos niños disfrutan del periodo de vacaciones escolares  de invierno.

Que no sea el frío ni la lluvia un impedimento para disfrutar del invierno como una estación propicia para vacacionar con la familia y amigos, disfrutar la naturaleza, aprovechar de practicar deportes de invierno, y participar de muchas actividades que en distintos espacios hay preparadas para toda la comunidad.

El invierno es una linda y buena estación, hay que saber apreciarla y disfrutarla.

Rafael Torres A.

Director Museo Baburizza