Por: Francisco Godoy Imperatore, Gerente general Corporación Regional de Turismo de la Región de Valparaíso

Como tendencia en los últimos 10 años, el turismo se ha convertido en uno de los sectores con mayor crecimiento a nivel nacional, lo que se refleja fuertemente en nuestra región de Valparaíso. Es una industria generadora de empleos, inclusiva y que contribuye con el medio ambiente y según cifras entregadas por Subsecretaría de Turismo y Sernatur en Anuario del 2018, el desarrollo de la industria en el país muestra un crecimiento promedio anual de 7,8% y un aporte al empleo que representa el 4,4% del total del país. En cuanto a la realidad regional, se aprecia una empleabilidad en el sector, superior al total nacional, siendo un 5%, la cual se distribuye en un 41,2% hombres y 58,8% mujeres.

El crecimiento y perfeccionamiento de la oferta turística disponible en la región ha permitido a sus trabajadores crecer como profesionales, adquiriendo nuevos conocimientos a través del acercamiento al aprendizaje de idiomas, apertura de los paradigmas culturales mediante el intercambio de experiencias y agregando valor al lugar visitado a través de la explotación de historias y el patrimonio, lo que conlleva a que las personas cuiden y valoren lo esencial de la zona. El turismo no sólo es una excelente ventana de creación de empleos para la región y Chile, sino que también, genera un aporte al enriquecimiento cultural, promoción de la conservación del medio ambiente, del patrimonio y la identidad de las comunidades.

Nuestra zona cuenta con grandes fortalezas que la favorecen como destino, posicionándose como una región rica en historia, patrimonio, arquitectura, paisaje y geografía, siendo estos atributos su mayor capital y como Corporación Regional de Turismo de la Región de Valparaíso, es nuestra misión y razón de ser  articular acciones y desarrollar instancias que contribuyan a potenciar todas las riquezas con las cuales contamos.

Tenemos diversidad de paisajes y gran variedad de productos turísticos, de costa a cordillera, entregando una amplia gama de oportunidades para vivir experiencias innovadoras y diferenciadoras en trayectos muy cortos de recorrido y dentro de los objetivos que nos hemos planteado, es impulsar la vinculación del turismo con prácticas sustentables, pues actualmente se está diversificando la oferta relacionada a las experiencias sostenibles, en donde el turista y las personas ligadas a la industria tienen plena consciencia de las repercusiones actuales y futuras; económicas, sociales y medioambientales de las actividades que realizan.

Gracias a la diversidad de relaciones implicadas en la actividad del turismo sustentable es que se tiene la capacidad de actuar como catalizador de cambio en el mundo, logrando compatibilizar el crecimiento económico con el cuidado del ambiente, a través de un uso óptimo de los recursos, donde además se favorece la preservación de la autenticidad sociocultural de las comunidades, conservando sus activos y los integra en estas actividades turísticas.