Por: Sebastián Abeliuk, Soltar Cabos Comunicación

Durante el mes de abril y en plena temporada de otoño en Chile, se realizó un viaje de prensa organizado por Sernatur Aysén para dar a conocer la zona sur de la Carretera Austral, desde Balmaceda hasta Villa O´Higgins. En la ocasión participaron periodistas de Alemania, Brasil, Francia, Argentina y Chile, quienes cubrieron durante cinco noches atractivos ligados a la naturaleza y la actividad outdoor.

El viaje comenzó el día 12 de abril con un largo y entretenido trayecto por carretera desde el aeropuerto de Balmaceda rumbo al sur, con una primera parada en la ciudad de Cochrane. Esa noche, los periodistas tuvieron la oportunidad de probar la gastronomía patagona en Ada´s Café Restaurante, para posteriormente ir a descansar al hotel El Último Paraíso. A la mañana siguiente, el equipo de profesionales de la comunicación y turismo empezó a disfrutar del itinerario.

Trekking en el Glaciar Calluqueo

La primera jornada fue destinada a la actividad de trekking y la caminata en hielo en uno de los glaciares más accesibles de la región de Aysén. Gracias al apoyo de la empresa Lord Patagonia, los periodistas pudieron visitar el glaciar que se desprende desde el monte San Lorenzo, la segunda cumbre más alta de la Patagonia. Para llegar hasta allí, hubo que desplazarse por 47 kilómetros hacia el nacimiento del río Pedregoso, una zona donde es posible observar a lo lejos los hielos milenarios, las cumbres cordilleranas y el lago Calluqueo, de color verde lechoso.

La travesía tuvo una duración de aproximadamente ocho horas, y el grupo debió sortear primero en una lancha la laguna y, posteriormente, un sendero de mediana dificultad, antes de llegar a ponerse los crampones para iniciar la caminata sobre hielo. Al final del paseo, hubo un almuerzo que incluyó sándwich, frutos secos y licor de calafate.

Villa O´Higgins

Este pequeño y aislado pueblo está en el fin de la Carretera Austral y, al mismo tiempo, en el inicio de los Campos de Hielo Sur. Se trata de una zona llena de actividades, tales como pesca deportiva con mosca, navegación, paseos en kayak, y vuelos por sobre los hielos eternos. Allí, el equipo de periodistas se alojó en el hotel Deep Patagonia Robinson Crusoe, sin duda el más lujoso y cómodo de esta pequeña villa.

El poblado cuenta con un pequeño negocio donde abastecerse de comida y elementos de primera necesidad, sin embargo, no existen cajeros automáticos ni bares donde ir a tomar una cerveza. Eso también lo hace especial, y marca en gran medida la tranquila vida de los lugareños. Para los visitantes, una buena alternativa es subir a unos miradores nuevos en las laderas de los cerros colindantes. Por ese mismo acceso es posible hacer una caminata de tres horas hasta lo más alto, donde se obtienen magníficas vistas del valle.

Lago y glaciar O´Higgins

A bordo de la motonave Quetru, el viaje de prensa continuó con una navegación de ocho horas hacia el glaciar O´Higgins, perteneciente a los Campos de Hielo Sur. La travesía se realizó justo en donde se unen las fronteras de Chile y Argentina, en uno de los lagos de mayor profundidad de América y también del mundo, con sus 836 metros. La embarcación hace la ruta entre septiembre y octubre, y realiza una detención en Candelaria Mansilla, donde muchos viajeros siguen a pie o en bicicleta hacia la laguna del Desierto y El Chaltén.

Quienes continúan pueden disfrutar de una aproximación al glaciar O´Higgins, una enorme pared de 80 metros de altura y un ancho de 3,5 kilómetros. Sin duda, uno de los mayores highlights de este viaje.

Para quienes dispongan de un presupuesto mayor, la empresa Deep Patagonia también realiza vuelos de una hora en una avioneta Cessna por sobre el glaciar y los hielos eternos.

Puerto Bertrand y río Baker

El más caudaloso río de Chile y la Patagonia es un escenario de lujo que permite todo tipo de actividades. Los periodistas tuvieron la oportunidad de alojarse en el hotel Green Baker Lodge, un lugar que ofrece pesca con mosca, kayak, rafting y canopy. Las cabañas, por su parte, están perfectamente equipadas con cocina y chimenea, ideales para recibir familias y parejas. Una perfecta forma de cerrar un viaje de prensa por una de las regiones más bellas del país, y que es posible visitar durante todos los meses del año.